¿Cómo Trabajo?


Entiendo la terapia como un proceso personal y/o grupal, donde el objetivo es construido y compartido, y en el que la relación específica entre sus participantes marca el camino de su evolución.

Quiero aprovechar la analogía de un “Guión de una Obra de Teatro”, para explicar mi visión. Cuando se escribe un guión, hay una motivación inicial que nos lleva a hacerlo, aunque este objetivo va enriqueciéndose en su creación. El guión es una historia que tiene una forma: una presentación, un desarrollo y un desenlace. Hay una serie de personajes que actúan y solamente el cambio y la evolución de éstos, da sentido a la obra. ¿Hacía donde cambiarán y evolucionarán? Ésto a pesar del guión, sólo lo podremos saber preguntándole a sus protagonistas durante la obra y una vez que haya finalizado.

PRESENTACIÓN
DESARROLLO
DESENLACE

Siguiendo esta metáfora, considero que el cliente es el actor protagonista, siendo el único experto en el contenido de su historia, y el guión es el resultado de su relación con el terapeuta, que es un experto en facilitar la forma (la presentación, el desarrollo y el desenlace de la historia). El terapeuta ayuda al cliente a que interprete sus vivencias, brindándole oportunidades de cambiar y evolucionar desde la flexibilidad, pero desde la seguridad y la contención de la forma. Esta relación entre el terapeuta y el cliente marca, por lo tanto, el proceso creativo de cambio que da resultado a la terapia. Esta relación sobre todo pretende hacer grande las demás relaciones de la vida de la persona.

Como terapeuta me considero experto en facilitar el proceso y la relación, respetando que cada persona es experta en su propia historia. Esto es algo que tiene que ver con aspectos tanto filosóficos como técnicos.

Filosofía de Trabajo
Técnica que utilizo

Scroll To Top