DOCUMENTAL DESAMPARADOS

El pasado 9 de Febrero María Cuenca estrenó el documental Desamparados en el TEA (Tenerife Espacio de Artes).

Aun recuerdo nuestra primera conversación hace 3 años, tomando un “cortado” María me habla de su interés por el Acogimiento Familiar y su idea de hacer un documental que pudiese visibilizar y promover los acogimientos. Yo le cuento algo sobre mi experiencia trabajando en el Sistema de Protección a la Infancia y las conversaciones empiezan a sucederse, unas conversaciones llevan a otras, las voces se van sumando y María empieza a grabarlas.

Lo que me ha encantado es cómo María ha ido enriqueciéndose de cada conversación, la apertura con la que su cámara ha ido cambiando de foco, adaptándose a lo que iba surgiendo, cogiendo caminos inesperados que las diferentes voces le iban guiando.

Tres años después, una sala llena, una montaje excepcional y un relato exquisito sobre dos historias de dos personas que han pasado por la experiencia del desamparo como medida administrativa. Qué importante es llevar las voces y las imágenes de los protagonistas a la población, y es que narrar sus historias no solo es necesario para las personas que no conocen la realidad de tantos niños/as y adolescentes, es importante también para la reflexión de los profesionales que sí estamos inmersos en dicha realidad, pero sobre todo es terapéutico para los propios protagonistas que pueden resignificar su propia historia, enriqueciéndola no solo por poder contarla y verla, sino por lo que genera en cada persona que se nutre de su historia, cada aprendizaje de cada espectador vuelve como aprendizaje a sus protagonistas. Ver la evolución del proceso y el resultado final, con todo un recibimiento como el que tuvo Desamparados, me hizo emocionarme por María, por sus dos protagonistas y por mí mismo por poder haber participado en su creación.

He de decir que verme a mí mismo en la gran pantalla ha sido una experiencia que aun no he podido integrar, ahora me toca a mí volver a verlo para poder dialogar conmigo mismo, dando nuevos significados a mi propio proceso de aprendizaje durante estos tres años. Mi intención fue dar voz también a las familias biológicas que suelen quedar olvidadas, y a las condiciones sociales que influyen en que haya familias que no puedan o no sepan ocuparse de otro modo de sus hijos/as, reflexionando también sobre la función que tiene el propio Sistema de Protección Infantil dentro de todo este entramado social en el que nos movemos. Padres que “no pueden” serlo, en el mundo moderno en el que vivimos, merece una reflexión sobre el propio mundo moderno, la desprotección infantil es un síntoma de la desprotección social, y la protección infantil puede acabar siendo un “castigo para los castigados”, sino se acompaña de una adecuada protección social.

Teaser del Documental

Scroll To Top